Nosotros

Inicio / Nosotros / Evolucionas o te desaparecen

Evolucionas o te desaparecen

Estas palabras estaban en el titular de uno de los diarios de mayor circulación de Costa Rica. Muchos probablemente lo leyeron y se preocuparon, otros quizá no le tomaron importancia; podría ser, también, que la gran mayoría pensó “no es conmigo la cosa”. En mi caso, esta frase caló fuerte porque me recordó que justamente es lo que hemos venido haciendo a lo largo de estos 35 años en BRENES; sí, hace 35 años iniciamos nuestro sueño de ser empresarios; parece fácil ¿verdad?, pues déjeme decirles que no es así. Un largo camino nos ha permitido llegar adonde hoy estamos, avanzando firmes, venciendo temores y levantándonos todos los días agradecidos con DIOS y la VIRGENCITA porque realmente contamos con todo para triunfar: tenemos fe, salud, infraestructura, inventario de mercadería, un gran equipo de trabajo compuesto por ciento treinta guerreros, alianzas comerciales importantes y a todos ustedes clientes y amigos que han creído en nosotros.

Desde que arrancamos a hoy han pasado ocho presidentes de Costa Rica y, aunque no he tenido el gusto de conocer a ninguno, verdaderamente ha quedado claro que sin importar que tan buen o mal gobierno hayamos tenido, siempre ha sido y será nuestra obligación movernos, porque nada se obtiene por arte de magia ni cae del cielo. Debemos hacer que las cosas sucedan y esto solo se logra si damos nuestro mejor esfuerzo, buscando siempre ser más eficientes y sacándole el máximo provecho de todos los recursos disponibles. Podemos decir con orgullo que hemos contribuido con el bienestar de este país trabajando duro y honestamente, generando empleo y pagando a tiempo todas las cargas sociales de nuestro personal, además de todos los impuestos que como empresarios y ciudadanos debemos pagar. Llevamos al frente de nuestra empresa doce mil setecientos setenta y cinco días y les puedo asegurar con certeza que las ganas de hacer que nuestro trabajo rinda frutos siguen tan intactas como en el primer día. Durante todo este tiempo han cerrado y han nacido muchas empresas,esto es la globalización; nuestra consigna es marcar diferencia dando un servicio personalizado, con mucho calor humano y con un seguimiento post venta de primera. Entendemos que solo asií lograremos estar vigentes y prósperos.

La situación de nuestra querida Costa Rica no es la mejor, pero tenemos dos opciones: o nos lamentamos y quejamos o trabajamos duro para salir adelante, o nos metemos debajo de cama por temor o nos levantamos positivos a dar lo mejor de nosotros. No podemos permitir que este país se desplome ni, mucho menos, dejar que nos arrebaten la posibilidad de hacer realidad nuestros sueños. El panorama no es el mejor pero el país no puede paralizarse; debemos seguir adelante, eso si con mucha precaución y cautela, cuidando todos los detalles, hilando fino y aquí es a donde el titular entra en juego: evolucionando, primero como personas y después como empresarios.

Tenemos que adaptarnos a las nuevas políticas y a las nuevas regulaciones haciendo todos los ajustes necesarios para poder salir airosos, les aseguro que durante estos treinta y cinco años BRENES no ha parado de evolucionar, nos hemos vuelto especialistas en herramientas, eléctrico, grifería, pinturas, ferretería e iluminación; además, nuestro personal está altamente capacitado para dar soluciones de servicio y calidad y hemos invertido en equipo de cómputo y en modernos programas de software para tomar decisiones oportunas. No queremos ser una ferretería más, queremos ser la mejor, y con este término me refiero a variedad, calidad, precios competitivos, servicio cinco estrellas, experiencia de compra y más. Para poder lograr estas metas —primero DIOS y la VIRGENCITA— es- peramos arrancar la construcción de un moderno y gran edificio de cinco mil doscientos metros cuadrados en los próximos meses; estamos convencidos de que solo plantando las semillas lograremos recoger siempre los mejores frutos.

Por último, quiero compartir un pensamiento muy personal: no podemos permitir de ninguna manera que nuestro futuro dependa de un juego de azar, en estos días que el acumulado de la lotería estaba altísimo, veía con tristeza como las personas se volvían locas comprando los billetes; peor aún, la mayoría empeñaba sus sueños y su futuro esperando ganarse el súper premio, al punto de rezar para poder salir favorecidos. Sin embargo, se nos olvida que nadie necesita un premio mayor para ser feliz o alcanzar los objetivos, lo que realmente necesitamos es salud y poner en práctica el talento que DIOS nos dio, hay que luchar por ser siempre el mejor en lo que hacemos; yo siempre he dicho que si otra persona hace mejor mi trabajo, entonces yo sería un mediocre, ahora bien ¿cómo hacemos mejor nuestro trabajo?, simple: disfrutándolo, aprendiendo, volviéndonos profesionales, entendiendo esta palabra no solo como el que tiene un título universitario, sino como todo aquel que se preocupa por hacer su trabajo cada día mejor, actualizándose, dando lo mejor de sí y, quizá lo más importante, sintiéndose orgulloso de lo que hace. Solo así podemos encaminarnos al éxito; en mi caso, les puedo comentar que soy muy afortunado porque me encanta y me apasiona lo que hago y además me pagan por eso.En nombre de la familia BRENES y de nuestro gran equipo de trabajo, muchísimas gracias por creer en nosotros y por permitirnos hacer realidad el sueño de ser empresarios. Les deseamos bendiciones hoy y siempre; sigamos luchando por este bello país, por nuestra familia y por disfrutar cada día más lo que somos y tenemos, mantengámonos alejados de las drogas, los vicios y de todo aquello que nos haga perder la paz. Por favor, no olvidemos nunca que pasar por este mundo y no ser feliz es un desperdicio de vida…

Freddy Brenes